Formación

FORMACIÓN PRÁCTICA
Escenarios estándar STS 01 y STS 02

APPA-DRONES te ofrece realizar la formación práctica de los escenarios estándar STS 01 y STS 02, con la que obtendrás la certificación necesaria para poder operar con drones de forma profesional.

En el siguiente enlace puedes comprobar las entidades que se encuentran reconocidas por AESA, entre las que figura APPA-DRONES:

https://www.seguridadaerea.gob.es/sites/default/files/Listado%20entidades%20reconocidas.pdf

Para poder llevar a cabo la formación práctica se deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener al menos 16 años de edad.
  • Estar en posesión del certificado de conocimientos teóricos de pilotos a distancia STS.

La categoría «específica» engloba aquellas operaciones que, por su riesgo, no cumplen con los requisitos de la categoría abierta, como son:

  • En BVLOS (más allá del alcance visual del piloto).
  • En entornos urbanos con drones de Clase 2 o de menos de 4 kg sin marcado CE.
  • Sobre aglomeraciones de edificios, personas, etc.

 

STS-01 hace referencia a un escenario en VLOS sobre una zona terrestre controlada en un entorno poblado

STS-02 hace referencia a un escenario en BVLOS con observadores del espacio aéreo sobre una zona terrestre controlada en un entorno poco poblado.

 

Conforme al Apéndice A del Reglamento de Ejecución (UE) 2019/947, la formación y evaluación de aptitudes prácticas deberá́ contener la siguiente información:

Formación práctica STS-01: para la formación en VLOS sobre una zona terrestre controlada en un entorno poblado, se deberá́ llevar a cabo las siguientes materias:

a) MEDIDAS PREVIAS AL VUELO.

1. Planificación de la operación, consideraciones sobre el espacio aéreo y evaluación del riesgo relacionado con el lugar. Deben incluirse los puntos siguientes:

  1. determinar los objetivos de la operación prevista;
  2. asegurarse de que el volumen operacional definido y las zonas de prevención pertinentes (por ejemplo, la zona de prevención de riesgos en tierra) son adecuados para la operación prevista;
  3. detectar los obstáculos en el volumen operacional que podrían dificultar la operación prevista;
  4. determinar si la topografía o los obstáculos en el volumen operacional pueden afectar ala velocidad o la dirección del viento;
  5. seleccionar los datos pertinentes de la información sobre el espacio aéreo (por ejemplo, sobre las zonas geográficas de UAS) que puedan tener consecuencias sobre la operación prevista;
  6. asegurarse de que el UAS es adecuado para la operación prevista;
  7. asegurarse de que la carga útil seleccionada es compatible con el UAS utilizado para la operación;
  8. aplicar las medidas necesarias para cumplir las limitaciones y las condiciones aplicables al volumen operacional y la zona de prevención de riesgos en tierra para la operación prevista de conformidad con los procedimientos del manual de operaciones correspondientes al escenario pertinente;
  9. aplicar los procedimientos necesarios para la utilización de UAS en el espacio aéreo controlado, incluido un protocolo de comunicación con el control de tránsito aéreo y obtención de autorización e instrucciones, en caso necesario;
  10. confirmar que están disponibles en el lugar todos los documentos necesarios para la operación prevista, y
  11. informar a todos los participantes sobre la operación prevista.

2. Inspección y configuración antes del vuelo de UAS (incluidos los modos de vuelo y los peligros relacionados con la fuente de energía). Deben incluirse los puntos siguientes:

  1. evaluar el estado general del UAS;
  2. garantizar que todos los componentes amovibles del UAS estén fijados adecuadamente;
  3. asegurarse de que las configuraciones del software del UAS sean compatibles;
  4. calibrar los instrumentos en el UAS;
  5. detectar cualquier fallo que pueda comprometer la operación prevista;
  6. asegurarse de que el nivel de carga de la batería es suficiente para la operación prevista;
  7. asegurarse de que el sistema de terminación del vuelo del UAS y su sistema de activación estén operacionales;
  8. comprobar el correcto funcionamiento del enlace de mando y control;
  9. activar la función de geoconsciencia y cargarle la información (si está disponible la función de geoconsciencia), y
  10. establecer los sistemas de limitación de la altura y la velocidad (si están disponibles).

3. Conocimiento de las medidas básicas que deben tomarse en caso de situación de emergencia, incluidos los problemas con el UAS, o la aparición de un peligro de colisión en el aire durante el vuelo.

b) PROCEDIMIENTOS DURANTE EL VUELO.

  1. Observancia de una vigilancia eficaz y mantenimiento de la aeronave no tripulada en todo momento dentro del alcance visual (VLOS), lo que supone, entre otras cosas: tener consciencia situacional del lugar en relación con el volumen operacional y con otros usuarios del espacio aéreo, los obstáculos, el terreno y las personas cuya participación no sea constante.

2. Realización de maniobras de vuelo precisas y controladas a diferentes alturas y distancias representativas del escenario estándar correspondiente [incluido el vuelo en modo manual/ no asistido por un sistema mundial de navegación por satélite (GNSS) o sistema equivalente, si está instalado]. Se realizarán, como mínimo, las maniobras siguientes:  

    1. vuelo estacionario (solo para giroaviones);
    2. transición de vuelo estacionario a vuelo hacia adelante (solo para giroaviones);
    3. ascenso y descenso desde el vuelo horizontal;
    4. virajes en vuelo horizontal;
    5. control de la velocidad en vuelo horizontal;
    6. acciones tras un fallo de un motor / del sistema de propulsión, y
    7. acción evasiva (maniobras) para evitar colisiones.

3. Supervisión en tiempo real de la situación de UAS y las limitaciones de autonomía. Vuelo en condiciones anómalas:gestionar una falta parcial o total de potencia del sistema de propulsión de la aeronave no tripulada, garantizando la seguridad de terceros en tierra;

    1. gestionar la trayectoria de la aeronave no tripulada en situaciones anómalas;
    2. gestionar una situación en la que se haya deteriorado el equipo de posicionamiento de la aeronave no tripulada;
    3. gestionar una situación en la que una persona no participante penetra en el volumen operacional o la zona terrestre controlada, y adoptar las medidas adecuadas para mantener la seguridad;
    4. reaccionar y adoptar medidas correctoras adecuadas en situaciones en las que la aeronave no tripulada pueda superar los límites de la geografía de vuelo (procedimientos de contingencia) y del volumen operacional (procedimientos de emergencia) definidos durante la preparación del vuelo;
    5. gestionar la situación en la que una aeronave se aproxime del volumen operacional, y
    6. demostrar el método de recuperación tras una pérdida deliberada (simulada) del enlace de mando y control.

c) ACCIONES POSTERIORES AL VUELO.ÁMBITOS QUE DEBEN INCLUIRSE:

  1. Apagar y asegurar el UAS.
  2. Realizar la inspección posterior al vuelo y registrar cualquier dato pertinente relacionado con el estado general del UAS (sus sistemas, componentes y fuentes de energía) y la fatiga de la tripulación.
  3. Rendir informe sobre la operación.
  4. Precisar las situaciones en las que fue necesario un informe de sucesos y completar el informe de sucesos requerido.

 

Formación práctica STS2: para la formación en BVLOS con observadores del espacio aéreo sobre una zona terrestre controlada en un entorno poco poblado, se deberá llevar a cabo las materias y ámbito del STS-01, e incluir la siguiente materia adicional:

a) OPERACIONES EN MODO BVLOS EN EL STS-02. ÁMBITOS QUE DEBEN INCLUIRSE:

1. Acciones previas al vuelo: planificación de la operación, consideraciones sobre el espacio aéreo y evaluación del riesgo relacionado con el lugar. Deben incluirse los puntos siguientes:

A. control del espacio aéreo;

B. operaciones con observadores del espacio aéreo (en lo sucesivo, «observadores»): colocación adecuada de los observadores, y de un sistema de eliminación de conflictos que incluya la fraseología, la coordinación y los medios de comunicación.

  1. Los procedimientos en vuelo, definidos en el punto 2, letra b), inciso ii), del apéndice A del capítulo I, se llevarán a cabo tanto en modo VLOS como en modo BVLOS.

APPA-DRONES elaborará un informe de evaluación que contendrá como mínimo la siguiente información:

  • Los datos de identificación del piloto a distancia en formación
  • La identidad de la persona responsable de la evaluación
  • La indicación del STS respecto al cual se ha llevado a cabo la evaluación de las aptitudes prácticas
  • Las calificaciones otorgadas a cada acción realizada por el piloto a distancia en formación
  • Una evaluación general de las aptitudes prácticas incluidas en las competencias del piloto a distancia en formación

Dicho informe de evaluación estará debidamente firmado y fechado por la persona responsable de la evaluación y se registrará y pondrá a disposición de AESA. 

Igualmente se hará entrega al piloto a distancia del documento oficial en el que se especifica que ha completado la formación de aptitudes prácticas para el STS.